Carta Editorial

Llegamos a diciembre

 

Diciembre siempre es un mes de recuentos. Muchas personas comparten lo mejor que les pasó durante el año en listas y álbumes que luego publican en sus redes sociales. La mayoría nos hacemos un tiempo en medio de la agenda de celebraciones y reuniones para repasar lo andado y trazar nuevos objetivos para los próximos meses. También puede ser el momento propicio para la introspección y para la conversación con uno mismo.

Las fiestas por Navidad, por otro lado, significan familia, encuentro y risas. Mucho por compartir alrededor de una mesa, con respeto y honestidad. Así lo hemos entendido en mi casa desde hace generaciones y, cuando fui creciendo, valoré aún más esos instantes.

En mi caso, pienso dedicar ese espacio de autoevaluación para pensar en todo lo que pudimos lograr, junto al Consejo Directivo, en beneficio de nuestro Club. Durante los dos últimos años nos tocó sortear situaciones extraordinarias y salir adelante nos significó mucho trabajo y dedicación. De esa manera, pudimos mantener el standard de calidad y servicio en cada una de nuestras sedes y nos preocupamos de seguir mejorando la infraestructura en cada una de ellas. Contra el tiempo, contra la naturaleza y contra una pandemia.

Cuidar un equipo humano en tiempos de vulnerabilidad también fue clave para que la gestión sea eficiente y sostenible. Gracias a todos ellos es que hoy seguimos encontrando un refugio en el Country Club de Villa.

No quisiera terminar esta carta editorial en este nuevo espacio digital que inauguramos este mes sin desearles unas Felices Fiestas y un venturoso Año Nuevo a todos los asociados y sus familiares.

 

José Luis Bouroncle Bustamante
Presidente del Country Club de Villa

× Hola