Una tecnología empleada en la NASA puede ayudarte a dormir mejor

Una mala noche, que nadie quiere, es garantía de tener un mal día. Por suerte, en estos tiempos, la ciencia del sueño y la innovación aplicada han avanzado lo suficiente para conseguir el descanso óptimo cuando dormimos. Entérate de cómo en este artículo.

Aunque parezca una obviedad, el sueño es esencial para nuestro bienestar. De hecho, la calidad del descanso puede marcar la diferencia en nuestra salud. Existen investigaciones que respaldan la conexión entre el sueño y la memoria, el estado de ánimo y la función cognitiva. De igual manera, una mala postura mientras dormimos contribuye a la aparición de dolores en el cuerpo y puede ocasionar trastornos del sueño (apnea o insomnio, por ejemplo).

¿Qué es una mala posición? Son todas aquellas que generan tensión en la columna vertebral y las articulaciones. Un estudio publicado en el Journal of Pain Research reveló que esas posturas que provocan estrés en las áreas cervical y lumbar están fuertemente asociadas con los dolores de cabeza, hombros y cuello que experimentamos a la mañana siguiente.

En los setenta, la NASA desarrolló un material especial para proteger a los astronautas durante el despegue. Años después, Tempur perfeccionó ese material y desarrolló colchones y almohadas que absorben el movimiento, alivian la presión y distribuyen uniformemente el peso corporal.

Entonces, ¿cómo prevenir esas malas noches y esos dolores corporales cuando despertamos?

Existen marcas que han innovado en el empleo de tecnología y en la ciencia del sueño. Una de ellas es Tempur. En la década de los setenta, la NASA desarrolló un material especial para proteger a los astronautas durante el despegue. Años después, Tempur perfeccionó ese material y desarrolló colchones y almohadas que absorben el movimiento, alivian la presión y distribuyen uniformemente el peso corporal.

¿Cuál es el secreto? Sus colchones, producidos exclusivamente en Dinamarca y certificados por la Space Foundation de Estados Unidos, pasan por más de sesenta pruebas de calidad durante su fabricación y son sometidos a rigurosos ciclos para garantizar su durabilidad. Además, la ausencia de resortes reduce los puntos de presión, mejorando la circulación y eliminando las ondas de movimiento en un 97 por ciento.
.

Aunque se recomiendan de 7 a 9 horas de sueño, la necesidad varía según el estilo de vida.

Desvelarse puede afectar la salud, haciendo que seamos más susceptibles a posibles enfermedades. Para qué complicarse entonces si podemos adquirir soluciones en el mercado, como las de Tempur, para asegurar ese sueño reparador, mejorar nuestra vida nocturna y, por supuesto, nuestra salud en general.

× Hola