Encuentran un huevo dentro de otro huevo

Weymouth, Inglaterra.- Grande fue la sorpresa del jubilado británico David Ham, de 78 años, cuando quebró un huevo y dentro de este, además de la yema y clara, encontró nada más y nada menos que otro huevo más pequeño. El huevo había sido comprado en una tienda ubicada en la localidad inglesa de Weymouth y, según los expertos, es un capricho de la naturaleza que puede ocurrir cuando la gallina recibe una pequeña descarga eléctrica.
El anciano se mostró muy sorprendido pero contento de haber tenido la oportunidad de ver el “doble huevo”, según informaron testigos del hecho. “Yo estaba haciendo los huevos revueltos para el desayuno y utilicé un huevo normal que compré en el camino. Era bastante grande, cerca de la mitad del tamaño de un huevo normal así que pensé que era uno con doble yema, pero cuando vi había un huevo dentro de otro que parecía un mármol y era casi redondo”, reveló el sorprendido mr. Ham, más conocido ahora por los pobladores de su pequeña localidad como Eggs & Ham.


Le crecen los dientes... algo tarde



“Louie”, el cerdito más ágil que un perro

Porthmadog, Gales.- ¿Y quién dijo que ellos no pueden ser rápidos? Un cerdo llamado ‘”Louie”’ ha acallado a todos quienes no creían que podía ser tan ágil como un perro. En una demostración de rapidez y destreza, Louie, de apenas nueve meses, saltó obstáculos, pasó tubos, desfiló por una plataforma y corrió al lado de un perro, a quien opacó con su agilidad.
Louie vive con su dueña Sue Williams (42) en Porthmadog, Gales del Norte, y juntos se han paseado por varios concursos. Ella ahora espera que su mascota pueda competir en concursos caninos oficiales. “El público se sorprende mucho al ver lo que Louie puede hacer, y lo bien que lo hace en comparación con los perros. Él retiene la información más rápido que un perro. Una vez que ha hecho un truco un par de veces, sabe perfectamente cómo repetirlo”, declaró Williams a varios medios de “presa”.


Pasa cuatro horas sentado en calzoncillos sobre bloque de hielo



Fue al médico y descubrió que vive con dos tijeras en el estómago

Lovaina, Bélgica.- Aarjen Cueulars, un hombre de nacionalidad belga, fue operado hace cuatro años y todo indica que los cirujanos dejaron las tijeras alojadas entre sus intestinos.
El ciudadano belga no sabía cuál era la causa de sus fuertes dolencias en el estómago y decidió realizarse una radiografía. Grande fue su sorpresa cuando las pruebas arrojaron la presencia de nada más y nada menos que dos tijeras quirúrgicas.

En el momento en que el hombre se sometió a una operación, al parecer los cirujanos se olvidaron de sacar dichos objetos de su estómago. Por esta razón ahora al desafortunado hombre no le queda otra que pedir una indemnización por la terrible negligencia. Eso, o dedicarse a la peluquería con las ya dos célebres tijeras.


Loro estuvo encarcelado hasta 'confesar' el nombre del dueño