De tope de puerta a valiosa reliquia china de más de un cuarto de millón de dólares

Hertfordshire, Inglaterra.- Por 40 años estuvo deteniendo la puerta; lleno de polvo, y hasta sirviendo ocasionalmente de basurero.
Y de repente, ante la necesidad de comprar una olla para la casa, su dueña notó que quizá si lo vendía podría conseguir poco más de $20. La sorpresa fue que lo valuaron en dicha cantidad… con 4 ceros más, y fue vendido en $ 252,369. El bote, el cual ella utilizó para mantener abierta una puerta en su casa al norte de Hertfordshire por cerca de 40 años, resultó ser una reliquia de unos 200 años de antigüedad, hecha de una rara madera.
La mujer estaba asombrada, sin palabras, al observar cómo las ofertas en la puja iban subiendo, según menciona The Telegraph.
El bote representa “The Hundred Boys”, un cuento popular muy conocido en China que es una imagen de personas haciendo estallar petardos, marchando en procesiones y persiguiendo a los murciélagos.
Se piensa que el bote pudo haber sido utilizado como una olla de cepillo para sostener las herramientas de calígrafos chinos, pero ya que es bastante grande, no puede decirse con seguridad para qué se utilizaba. Acorde con ello, no podía ser de otra manera, su exdueña tampoco dice en qué utilizará su nueva fortuna.






El hombre más sucio de Europa

Novy Bydzov, República Checa.- La mayor razón de su suciedad está relacionada con la solución de un problema: librarse del frío de la noche.
Ludvik Dolezal es un hombre sin hogar que duerme enterrado en ceniza para mantenerse caliente. Esta costumbre le ha dejado el apodo del hombre más sucio de Europa. A sus 58 años de edad se niega a bañarse debido a un trastorno psicológico que le hace querer compartir su vida con el fuego y la ceniza.
¿Pero cómo empezó esta “negra” leyenda?. Un día, de repente Ludvik dejó su trabajo y fue a una granja abandonada en la ciudad de Novy Bydzov, en la República Checa. Desde esa fecha, allí pasa sus días quemando todo lo que puede tener en sus manos, y cada noche se mete en un lecho de brasas calientes para dormir.
“La gente me ayuda… me trae llantas viejas y otros objetos para quemarlos”, dijo Dolezal.
Y añade: “Me quedo con el fuego encendido todo el día y a las 19:30 me voy a dormir”. Y aunque, como él mismo señaló a un diario, su hábito le da “problemas respiratorios”, fuma 20 cigarrillos al día porque así respira mejor. “Obviamente, en la zona de No fumadores”, aclara él.






Pierde 180 kilos gracias a un juego de smartphone

Seattle, U.S.A.- El protagonista de esta noticia es Brian Flemming, un hombre estadounidense quien ha logrado perder 180 kilos. El joven, de 32 años, además de padecer obesidad mórbida, era adicto al alcohol y prediabético. No era amigo de la alimentación sana y jamás hacía deporte.
Pero su vida cambió de repente el día que conoció a Jackie Esthmam, una mujer británica 20 años mayor que él, tal y como ha contado orgulloso a la CNN. Los dos se conocieron gracias al juego de Smartphone “Draw Something”, que trata de adivinanzas. Ambos estaban tan enganchados que Brian pronto dejó de beber por las noches para jugar con ella.
Terminaron haciéndose amigos y mantieniendo largas conversaciones por Facebook y Skype. Poco a poco Jackie Estham, que se había sorprendido al ver su aspecto, fue convenciéndole para que se cuidara."Hay muchas personas que están luchando por su vida y tú, que tienes muchas oportunidades, estás desperdiciándola", le dijo.
Esa frase fue la que le hizo cambiar: Brian dejó de beber, abandonó la comida rápida y se habituó a practicar deporte. En solo dos meses logró perder 45 kilos y poco a poco continuó bajando de peso. En total ha logrado perder 180 kilos pero aún pesa 106 por lo que está intentando ahorrar para someterse a cirugía. Brian está tan agradecido por la ayuda de Jackie que incluso ha viajado hasta el Reino Unido para conocerla y darle las gracias personalmente. "Jackie es lo mejor que me ha pasado. Siento que salvó mi vida, aunque ella no se atribuya el mérito", ha asegurado el exgordazo, hoy gordo.