subir  ▲


Napoleón & Eva Garces: Esposos Campeones Nacionales de Bridge

¡Una pareja bridgellante…!

“Nos hemos conocido con el bridge, yo representaba al Perú en un torneo bolivariano en Caracas, mientras que Napoleón representaba al Ecuador y nos conocimos siendo ´bridgistas´. Cuando empezamos a jugar, al principio, de recién casados, discutíamos mucho… yo un par de veces me he levantado de la mesa… ja ja… pero ya después con la madurez podemos discutir esos problemas luego…”. El comienzo de la historia de esta pareja “campeona”. Pero la historia continúa. En esta entrevista zimple.


z: Buenas tardes señora Eva, ¿Qué tal?
EG: Hola, muy bien, contenta acá… disfrutando del Club.


z: Don Napoleón, ¿Qué tal el día?
NG: Maravilloso, igualmente, gracias a ustedes que nos permiten conversar un poco de este torneo que veníamos buscando desde hace buen tiempo ya.


z: Cuéntennos,  ¿Cómo nace la afición de ambos por el bridge?
EG: Mira, no es cómo nace: nos hemos conocido con el bridge, yo representaba al Perú en un torneo bolivariano en Caracas, mientras que Napoleón representaba al Ecuador y nos conocimos siendo “bridgistas”.


z: Doña Eva, ¿Cómo se inició en este deporte.
EG: Mi abuela vino de Alemania y andaba loca para que yo aprendiera bridge, al comienzo no me interesaba pero igual iba a verla jugar, y hace muchos años en Ancón un grupo muy grande, como de 18 mujeres, nos metimos a aprender a jugar bridge, la única que quedo jugando bridge fui yo (risas)… las amigas que tengo de bridge de ahora son nuevas.


z: ¿Qué tuvo usted que no tuvo ese grupo de amigas?
EG: La constancia… (piensa) en mi caso yo soy constante en lo que hago, creo que fue eso… pero también yo veía que podía, me presenté a un torneo en Ancón y yo era nueva, tenía 2 meses de aprender bridge y salimos segundas, nadie sabía quiénes éramos, entonces como que me picó el mosquito y recuerdo que mi abuela siempre me decía: “El bridge es un pasaporte en el mundo”.


z: ¿Y en su caso Don Napoleón?
NG: En mi caso yo lo aprendí totalmente de manera personal, nunca tuve un profesor ni nada. Yo fui ajedrecista de competencia y obviamente mi acercamiento a los juegos de la mente es muy antiguo, desde que era chiquillo. El bridge lo aprendí ya tarde cuando estaba cerca a los 40 años y realmente me entusiasmó a nivel muy alto y sobre todo en el concepto competitivo del juego. Compré libros, empecé a estudiarlos igual que hacía con el ajedrez y de pronto se  me abrió una nueva disciplina, quizás mucho más importante que el ajedrez, tanto así que hace 35 años dejé de jugarlo para dedicarme al bridge y la relación que tengo con mi querida esposa empezó con el juego. Yo cuando me casé decidí venir a vivir al Perú con Eva, así que desde hace 14 años estoy en el Perú jugando y representando al Club de Villa.


z: ¿Cómo fueron esos primeros años de esposos y de compañeros de juego? ¿Desde un comienzo hicieron buena dupla?
EG: Para nada (risas). Cuando empezamos a jugar, al principio, de recién casados, discutíamos mucho… yo un par de veces me he levantado de la mesa (risas) pero ya después con la madurez podemos discutir esos problemas luego…  en ese momento él me hace caras cuando jugamos, pero yo creo que él es bastante mejor jugador que yo (risas).


z: ¿Cuál es esa característica especial que se necesita para encontrar al compañero ideal en el bridge?
EG: Tienes que tener cierta afinidad, no puede ser una persona extraña o que te genera anticuerpos, es mejor si es una persona que te genera cariño y confianza, y claro, tiene que tener un nivel de inteligencia, que pueda y sepa jugar el bridge, porque hay muchos niveles en este juego… para nosotros es maravilloso estar juntos, nos vamos de viaje para jugar bridge, jugamos en un club, nos invitan a jugar, tenemos mucha vida social gracias al bridge.

z: Don Napoleón, quien no conoce el bridge puede tomarlo muy a la ligera y pensar que es un simple juego de azar que no tiene mucha complejidad ni estrategia...
NG: Justamente la palabra correcta en el bridge es la disciplina. Así como el ajedrez es una disciplina mental, eso es el atractivo más interesante, o sea, cuando uno juega una partida de bridge seriamente, está haciendo un trabajo intelectual el cual, como es lógico, se busca ganar, todos jugamos para ganar, pero lo interesante es enfrentar otros conceptos, otros sistemas, otra forma de jugar y poder vencerla. Nosotros ya hace unos años habíamos ganado un torneo de parejas nacional pero no era nacional de parejas sino de equipos y con Eva por casualidad y como ya lo dijo no quería jugar conmigo, pero esa vez entramos formando parte de un equipo con otra pareja muy buena del club y resultó  excelente nuestra actuación, ganamos el premio de la Mejor Pareja del Campeonato. Entonces nos quedamos con el gusanito adentro, si se puede decir, y ahora que ya hubo el campeonato de parejas decidimos entrar y defender los colores del club algo de lo cual estamos muy orgullosos y encantados de haber conseguido. Desgraciadamente, la Copa no la podemos traer porque es una copa instituida y donada por alguien, pero quedaron grabados nuestros nombres perennemente en la Copa.


z: ¿Cómo fue ese último torneo?
EG: Fueron 2 fechas en el Club de Bridge, de 10 de la mañana a 6 de la tarde. Una jornada intensa, con un break de una hora para almorzar, fue muy interesante, un ambiente de confraternidad, muchos participantes, realmente fue una linda experiencia. El  campeonato se desarrolló bajo un sistema suizo, que creo que es la primera vez que hacen un sistema de juego así aquí… y mira, tomando un poco lo que dice Napoleón, de la disciplina recuerdo otra pareja que estaba puntera... ellos nos ganaban por 4 puntos, nosotros los ganábamos por 4 puntos y finalmente en las últimas 3 rondas sacamos una buena diferencia y entonces uno de ellos, que era ingles, le recrimino a su pareja diciéndole: “Disciplina… eso es lo que falta” (risas).


z: ¿Cómo ve el deporte del bridge aquí en el Club?
EG: La directiva del Club nos apoya en todo, y nos da todas las facilidades… quizás falta una persona encargada que se ponga las pilas, incentivar al socio a participar. Antes se hacían los torneos muy bonitos los sábados, pero creo que faltó un poco de empuje para continuar con eso. Es un deporte muy lindo, es casi como una masonería y no es algo de plata, no se juega a plata, se juega a trofeos, a honor… todo el mundo cree que es timba y no es eso…


z: Hay que cambiar un poco esa mentalidad…
EG: Es un deporte… hay Olimpiadas de Bridge… es más: si hay 14 mesas todos vamos a jugar las mismas cartas…
NG: No es un juego de suerte… a pesar de que se juegan con las mismas barajas todos tienen las mismas oportunidades, se duplican las manos, o sea, lo que en una mesa se está jugando se juega en la otra mesa… y hablando ahora del tema de afición en el Club, aquí, en general en el Perú y en mi país también, quizás el problema principal es que la juventud no se interesa, lo mismo pasaba con el ajedrez, hay muy poca cantidad de persona en nuestros países que se dedican a este tipo de juegos, no es de ninguna manera un juego de azar ni de pérdida de tiempo conn el cual se desatienden otras obligaciones, al contrario, a mí me ayudé el ajedrez en mi profesión, me hizo una persona competitiva y una persona dedicada, concentrada a lo que hago. El bridge es exactamente igual, al ser una disciplina intelectual lo que hace es promover toda la actividad mental de una persona… desgraciadamente nosotros ya somos muy adultos, somos de la tercera edad y no hay juventud que se interese por jugarlo, a este juego hay que aprenderlo temprano para poder llegar más alto, ojala que en algún momento alguien tome la batuta en ese aspecto en el Perú.
EG: En la Universidad Católica están dando clases de bridge… en Estados Unidos en las universidades están dando crédito por jugarlo, o sea, es un curso.


z: Espero que con esta entrevista  pongamos un grano de arena para incentivar el bridge entre los socios juveniles…
EG: Claro… y el bridge es un juego de caballeros, de educación.
NG: En un momento sugerí que se hagan campeonatos Interclubes, una semana en cada club, eso sería maravilloso porque tendríamos aquí  50 participantes.


z: ¿Al momento de jugar cómo plantean el juego? ¿Analizan al rival? ¿Cuál es la estrategia de juego?
NG: Es muy normal en un campeonato internacional, el equipo lo plantea antes del juego, pero en este tipo de torneos que es de pareja no existe eso, porque no son equipos, lo que nosotros hacemos es prepararnos, tomamos ciertas previsiones cuando tenemos que enfrentar una pareja fuerte, así mismo nos soltamos un poco más con la diferencia de nivel técnico cuando tenemos una pareja más débil, esa es la base de la competencia en cualquier deporte, entonces es un trabajo interesante, pero lo más importante es que haya una conversación y una afinidad en la pareja. En nuestro caso, compartimos la vida también, pero aparte de eso, lo que tenemos es mucha afinidad en nuestros intereses personales, nos gusta el mismo tipo de cosas, el mismo tipo de entretenimiento, por tanto llevamos esa afinidad a la mesa de juego y por eso nos salen las cosas bien.


z: ¿Cuánto tiempo de casados?
EG: 14 años de casados y 2 años de novios… en total 16 años.


z: Una pregunta que cae de madura: ¿Cuál es el secreto?
EG: (Risas) El secreto es el amor y la amistad, y tener gustos afines… mira, venimos al club, él se va a jugar golf, yo estoy en el salón de lectura, encontramos actividad, compañía y el bridge. Nosotros estamos invitados u organizamos paseos y muchas actividades por el bridge.


z: Mucha gente de su edad puede pensar “No, yo ya no estoy para realizar ese tipo de actividades, ya estoy muy mayor para aprender a jugarlo”…
EG: El bridge es un seguro para la vejez, mira, mi abuela hasta cuando murió jugaba su bridge, y era su entretenimiento. El bridge no tiene que ser competitivo, puede ser social, es un deporte lindo…
NG: … y el club de Villa tiene el exponente más famoso, justamente un expresidente, Juanito Otero, presidente varias veces del Country Club de Villa es el personaje más conocido y famoso del bridge nacional, él participaba hasta hace un año, ahora ya está con 96 años y todavía su cabeza ha funcionado, porque ha sido precisamente promovida su condición intelectual mucho por este tipo de juegos…
EG: …y nosotros somos miembros de este Club por Juan Otero, y por el bridge conocemos a Juan Otero… fue el él quien nos incentivó para venir a Villa…


z: Y de seguro encontraron en Villa un segundo hogar…
EG: Venimos al Club una vez por semana, nos encanta el Club…

z:¿Qué planes con el bridge a corto y mediano plazo?
EG: Estamos planeando, si Dios quiere, ir a Panamá a los Bolivarianos que serán en cctubre del otro año, y probablemente en mayo o junio el Sudamericano de Bridge en Buenos Aires. Estamos con la esperanza de ir a ambos torneos… en el Perú el calendario no es bueno, lamentablemente la gente encargada no le pone mucho punche a los torneos.


z: Espero que eso cambie pronto y que el bridge brille en el Perú, como debe ser… muchas gracias por el tiempo señora Eva, Don Napoleón.
EG: Muchas gracias, encantada con la entrevista, muy buenas tus preguntas…
NG: Y le recomiendo coja unas cartas y aprenda a jugar bridge y verá que tendrá buen futuro, agilidad mental y muchas otras cosas positivas.