Una mujer de 65 años queda embarazada de cuatrillizos

Berlín, Alemania.- Annegret Raunigk, una mujer alemana de 65 años, se convertirá este verano en la madre de cuatrillizos con más edad del mundo. Esta berlinesa, que ya tiene 13 hijos y siete nietos, es profesora de inglés y ruso y tenía previsto jubilarse durante este año.
Esta insólita historia, que ha sido portada de muchos medios y revistas de todo el mundo, será contada en un documental de televisión. 
La mujer cuenta que se quedó en estado de shock cuando se enteró de que estaba esperando cuatro niños. Su último embarazo es resultado de una inseminación artificial con esperma y óvulos donados.
Annegret tenía la posibilidad de llevar a cabo una “reducción selectiva” abortando uno o más fetos. Este consejo dado por su ginecólogo, especial para embarazos mútliples, fue denegado por ella.
Esta profesora está dispuesta a cuidar y criar a sus bebés, ya que se encuentra "bastante en forma" y se ve capaz de cuidarlos. La mujer añade que no cree que "vaya a tener ningún problema". 
Su edad es algo que llama la atención a la hora de criar a unos bebés. El caso es que esta mujer ya fue motivo de titulares en su país cuando tuvo a su hija Leila con 55 años. Sus otros 13 hijos, el mayor de 44 años, son de cinco padres distintos. Raunigk batirá el récord de la mujer con más edad en dar a luz a cuatrillizos, a cargo de Merryl Fudel, de 55 años.






Chica lleva tres años sin lavarse el pelo con champú

Manchester, Inglaterra.- Una mujer británica, Lucy Aitken, presume de llevar más de 3 años sin lavarse el pelo con champú, y se muestra orgullosa de ello a través de su blog y en una entrevista a la BBC Mundo en la que cuenta que "quería ahorrar dinero, reducir los químicos en mi cuerpo y simplificar mi vida". 
La joven asegura que tomó la decisión en enero de 2012 y que, desde entonces, no lo ha vuelto a usar ni una sola vez. Todo comenzó cuando leyó un artículo en el que explicaban que una mujer se exponía a 515 productos químicos al día, además de que expertos señalan que el consumo de este producto al año supone unos 38.000 millones de dólares. 
Aitken tomó la decisión y pasó de utilizar dos o tres champús al día, a emplear solamente agua para su pelo. "Al principio fue duro. Pasé tres meses de pelo horrible y otros de pelo regular, pero ahora, para ser sincera, tengo un pelo maravilloso", cuenta al medio de comunicación.  La británica se lava el pelo con agua cada una o dos semanas y se pone una mascarilla de huevo cada once días. Desde sus publicaciones anima a la gente a que haga lo mismo.






No ayudó a una mujer herida y resultó ser su madre

Anhui, China.- Un ciudadano chino no podrá olvidar jamás el instante en el que decidió no ayudar a una mujer herida en plena carretera pues ella resultó ser… su madre.
Zhang, un ciudadano chino, aún busca la razón por la que el miedo o la desconfianza no le dejaron ayudar a una mujer que se encontraba herida en plena carretera, con el cuerpo ensangrentado y que pedía auxilio. No cesan sus remordimientos porque aquella mujer que necesitaba ayuda terminó siendo su propia madre.
El suceso tuvo lugar en el municipio de Anhui, cuando Zhang se dirigía a la vivienda familiar. De camino a su casa se encontró con su madre, gravemente herida, pero no la reconoció. De hecho, según recogen varios medios locales, pensó que se trataba de una falsa llamada de socorro y que en realidad era una trama para que, una vez que se bajase a ayudarla, le robasen el coche. Por eso, hizo caso omiso y siguió su camino.
Pese a no reconocerla en un primer momento, al comprobar que su madre no estaba en casa regresó hasta el lugar de los hechos con un mal presagio. Una vez allí, comprobó que la mujer a la que había negado el auxilio era su madre. Estaba tendida en el suelo y necesitaba ayuda urgente. Zhang llamó rápidamente a los servicios de emergencia, pero los facultativos tan solo pudieron certificar su muerte. Desde ese momento, este ciudadano chino no puede dejar de pensar que si la hubiese socorrido, quizás se podría haber salvado.