Detienen a un criminal que le dio a "me gusta" en su ficha policial

Great Falls, USA.- Las redes sociales provocan que los “sabiditos” acaben quedando en evidencia. Levi Charles Reardon, un joven de 23 años, cometió un error de persona poco inteligente: compartir en su cuenta de Facebook su ficha policial y darle a "me gusta". Este delincuente estaba acusado de varios delitos como falsificación, el robo de una cartera y de cheques personales durante el pasado enero, algo que justificaba la policía de Great Falls, en Montana (Estados Unidos).
Ese "me gusta" provocó que varios agentes procedieran a rastrear y vigilar de cerca su cuenta de Facebook con buenos frutos. Reardon colgó un selfie con geolocalización, situación que provocó que la Policía del estado tuviera mucho más fácil su arresto el pasado 24 de abril.
Muchos tuiteros ya han asegurado que el joven merece el premio al delincuente más torpe del año. Y desde luego, tiene todas las papeletas para llevarse dicho galardón.






Despedida en el primer día de trabajo por un comentario en Facebook

Wisconsin, USA.- Eso no es debutar con éxito de crítica y público. Todos sabemos que las redes sociales son útiles, prácticas y, a veces, divertidas. Pero suponen ventajas e inconvenientes que conviene conocer. No demostró eso esta mujer, despedida vía Twitter durante su primer día de trabajo tras escribir en su cuenta un mensaje que no demostraba mucha ilusión por el puesto conseguido.
Hay una vieja historia cuya moraleja debería haber servido para evitar más meteduras de pata laborales en las redes sociales. Sobre todo cuando empiezas. Muchos recordarán el caso de Cella, que fue despedida por Twitter tras confesar en esta red social lo poco ilusionada y predispuesta que estaba con su empleo. "Ewwww... mañana empiezo en ese trabajo de mierda", escribió en su cuenta de Twitter. El mensaje produjo la reacción inmediata de su futuro jefe, que la despidió usando el mismo medio que ella.
Pero esa historia ya conocida no parece haber servido de escarmiento a algunos. ¿Por qué decimos esto? Una joven de 17 años también fue despedida, en este caso por un comentario muy poco afortunado en su cuenta en Facebook, con el agravante de que en su nuevo empleo ella trabajaría con niños.
Kaitlyn Wells es una madre soltera que empezaba su primer día en una guardería, pero la idea no parecía entusiasmarla demasiado y así lo hizo constar en su cuenta: "Empiezo mi nuevo trabajo pero realmente odio trabajar en guarderías", señaló. Y por si esto fuera poco, añadió: "Odio estar rodeada de niños". El comentario empezó a rodar y generó reacciones de rechazo de muchas personas que incluso le decían que tenía enfermedades infecto contagiosas. Vamos, un 'trolleo' salvaje en toda regla. ¿Lo tenía merecido? Pese a su arrepentimiento, la joven no evitó que la despidieran.
"Lloré porque realmente no quería ofender a nadie. Fue un gran error, no, no odio a los niños, tengo mi propia hija y la amo", señaló a la cadena CBS. "No volveré a publicar algo así nunca más, da igual cómo me sienta", terminó su entrevista.






Padecía cáncer y pensó que adelgazaba gracias a una dieta

Londres, Inglaterra.- Jemma Doran, una joven británica, siempre había soñado con bajar de peso. De hecho, durante unos meses se dedicó por completo a cumplir su deseo. Se apuntó al gimnasio y decidió iniciar una estricta dieta. Su fuerza de voluntad se veía recompensada al subirse semanalmente a la báscula. Ella se veía bien y pensaba que estaba logrando su objetivo. Sin embargo, detrás de esa brusca pérdida de pesos se ocultaba una terrible enfermedad.
Jemma padece cáncer de amígdalas en una fase muy avanzada, ya que en ningún caso se planteó que bajar tan fácilmente de peso se debería a una dolencia, sino más bien a su estricta dieta y trabajo físico. La joven acudió al médico porque tenía un fuerte dolor de garganta. Ahí fue cuando su facultativo le diagnosticó la enfermedad y le fue muy sincero: "Ya no podemos hacer nada por ti".
El tumor ya ha alcanzado el pulmón y ningún tratamiento puede curar a Jemma. Por eso ahora la británica pide al resto de jóvenes que buscan adelgazar con rapidez, que extremen las precauciones. Ella está convencida de que si no se hubiese sometido a una dieta tan estricta, se habría alertado cuando la enfermedad aún no presentaba una fase tan delicada.
Para no dar lugar a engaño, Jemma Doran apunta que con ello "no quiero decir que por comenzar una dieta vayas a caer enfermo o morir", pero en su caso sí cree que "se podría haber diagnosticado antes".