La razón de por qué sales mal en las fotos

El Mundo, Planeta Tierra.-¿Por qué salimos tan mal en las fotos? A veces es cuestión de que nuestra cara no es muy agraciada, pero otras responde a cuestiones más técnicas. Lo importante es que  la fealdad, en este caso, tiene solución.
¿Salgo mal en las fotos o realmente soy así de feo/a? Es la pregunta que continuamente se nos viene a la cabeza cuando vemos un selfie nuestro o cualquier otro retrato con más gente. "Córtame", "Colócame un emoji en la cara", "Borra esa foto", "No la subas"... son algunas de las frases más comunes que se escuchan después de que sale el flash.
A pesar de las super cámaras que desarrolla la tecnología de los móviles y los complementos tipo palo-selfie, lo cierto es que el rostro sigue saliendo igual de horrible que siempre. En algunas nos vemos guapísimos/guapísimas, los máximos exponentes de la belleza, y en otras, el orco de Mordor más espantoso del reino. Entonces qué, ¿Soy guapo o soy feo?
En realidad, lo que la psicología señala es que somos tal y como salimos en las fotos, ya que todo depende de una percepción subjetiva de la cara. Cuántas más expectativas se tengan de salir monísimos, peor nos veremos, mientras que, al contrario, igual nos llevamos una sorpresa. También es cierto que hay días en los que las ojeras, el estrés y la rutina nos pasan factura y la cara no puede ser arreglada ni por un pintor profesional, pero en un estado normal saldremos como somos, no como creemos ser. La cámara no nos saca igual que nuestros ojos.
Lo que está claro es que no siempre vamos a ser fotogénicos. La moda de hacernos selfies a todas horas con la mano estirada para que solo salga nuestra cara termina pasando factura a la autoestima y es que ni la persona más guapa del mundo es capaz de salir bien frente a la cámara a tan mínima distancia, ya que el lente amplía en horizontal lo que va a captar.
Por mucho que el espejo diga lo contrario, las cámaras de los móviles tienen un enfoque fijo angular que deforma los objetos que tiene delante.
Los objetos que están más cerca del foco parecerán mucho más grandes, mientras que si están más alejados tendrán un tamaño menor al real, es decir, que hasta podemos salir más esbeltos. Por este motivo, la solución es tomar la imagen desde una distancia bastante considerable y después recortarla. Tampoco se debe acercar el zoom porque saldríamos un poco achatados por los lados.
Las cámaras que tienen todos los smartphones no usan objetivos con zoom, por lo que jamás los selfies serán bonitos, por mucho que nos empeñemos en subir uno por hora a las redes sociales. La luz también es un aspecto importante a tener en cuenta si se quiere salir decentemente, aunque algunos teléfonos móviles escasean en tenerla buena.

Si después de leer esto y seguir los consejos sigues saliendo mal en las fotos, lo sentimos pero eres así, más no se puede hacer.






La productora de Bob Esponja demanda a un restaurante por el plato Cangreburguer

Barcelona, España.- Un restaurante barcelonés ha sido demandado por la productora de Bob Esponja  por haber llamado 'Cangreburguer' a una hamburguesa de cangrejo que ofrecía en su carta.
En el restaurante Topik de la ciudad condal podemos encontrarnos con una hamburguesa bautizada como “Cangreburguer”, el mismo nombre que recibe el plato estrella que cocina Bob Esponja en el restaurante que trabaja.
Hace ya cinco años que al chef Adelf Morales se le ocurrió llamar “Cangreburguer” a una hamburguesa que cocinaban en su restaurante, y cuyo ingrediente principal es el cangrejo. Le parecía una idea simpática, pero el plato fue retirado de la carta porque no gozaba de demasiado éxito entre los clientes.
Sin embargo, hace un año decidieron recuperarlo y explicar en la carta el claro guiño que se hace a la popular serie infantil. Sin embargo, esta hamburguesa de cangrejo ha alertado al bufete de abogados que trabaja para la productora de “Bob Esponja”, que ya ha puesto una demanda contra el restaurante.
Según ha publicado La Vanguardia, el cocinero recibió un burofax acusándole de "Utilizar el famoso plato cocinado por Bob Esponja, la 'Cangreburguer', habida cuenta de que han llamado así a uno de sus platos sin contar con el perceptivo consentimiento para ello".

Ante esta situación, el cocinero decidió retirar la hamburguesa de la carta, porque no puede permitirse "afrontar una indemnización". Sin embargo, asegura que le parece "excesivo que se prohíba hacer un guiño a un personaje infantil".






Se cuela en la final de la Champions con un chaleco y una acreditación de cartón

Berlín, Alemania.- Un joven irlandés se coló en el estadio Olímpico de Berlín y pudo disfrutar de la final de la Champions. ¿Cómo lo consiguió? Con un chaleco fluorescente y una "acreditación falsa".
La UEFA avisaba días antes de la final de la Champions League a los aficionados del Barça y de la Juventus de Turín del riesgo de comprar entradas falsas para entrar al Olímpico de Berlín. Mucho trabajo para combatir la reventa y la venta ilegal, que al final no ha salido con el éxito que ellos probablemente esperaban.
Según publican varios medios británicos, un joven irlandés se coló en la final de la Champions con un chaleco fluorescente y una acreditación de cartón... ¡falsa! Anrraoi Rooney, el protagonista de esta “hazaña”, tuvo la idea en un interrail que hacía junto a un amigo por Europa.
Junto a James Mc Clafferty, su “mano derecha”, el joven fotocopió una acreditación ridícula, como el mismo aseguraba, con un logo que no era el de la Champions (sino uno de cerveza bastante malo) y lejos del azul marino oficial.
Como si fuera un miembro de mantenimiento, Rooney pasó todos los controles y pudo disfrutar de la final de la Champions sin problemas. Sin embargo, su amigo –con el mismo atuendo y la misma acreditación de cartón– no tuvo la misma suerte y llegó a ser detenido durante unas horas en Berlín por falsedad de documentos.

Rooney subió fotos del partido en sus redes sociales y se mostraba feliz de haber podido vivir totalmente gratis la quinta Champions del Barça. ¡Jamás lo olvidará!