Niño de 4 años vestido de Power Ranger espanta a unos ladrones

Durham, Inglaterra.- Un niño de cuatro años se vistió con su traje de Power Ranger y atacó con su espada de juguete a dos malhechores que le estaban robando a su familia, logrando que los ladrones huyeran.
El infante superhéroe se llama Stevie Long y, apenas vio que su madre Jennifer y su hermana Mary estaban siendo apuntadas con una pistola, se convirtió en Mighty Morphin Power Ranger, entrando así en escena mientras sostenía amenazadoramente su espada de plástico y gritaba: “¡Aléjense de mi familia…!”.
Según la policía, este capítulo real empezó cuando los dos criminales cercaron al novio de Jennifer hasta el departamento que la pareja comparte en la ciudad de Durham, e ingresaron con él al innmueble. Posteriormente obligaron a acostarse sobre el suelo a la familia y, tras la entrada triunfal de Stevie, huyeron.
El mini Power Ranger afirmó satisfecho: “¡Hice huir a los chicos malos!”. Heather Evans, tío de Stevie, pidió a los policías después del incidente que el niño fuera llevado a un médico. “¿Está herido?!”, reaccionaron alarmados los agentes de la ley. “No… es que no distingue entre fantasía y realidad: Está convencido de que se ha convertido en Power Ranger, cuando todo el mundo sabe que los Power Ranger no son reales”, alegó el pariente. “¡Superman es el verdadero protector del mundo… a luchar por la justiciaaa…!”, se alejó el tío Heather estirando una toalla roja que tenía atada en su cuello.






Un tractor acaba con un tanque suizo

Berna, Suiza.- Un carro de combate Leopard del Ejército suizo acabó averiado y en una zanja tras chocar con un tractor agrícola en una carretera del cantón de Berna, informó recientemente la policía helvética. El tanque formaba parte de una columna de blindados que circulaba por una zona rural.
Al cruzarse con un tractor con remolque que iba en sentido contrario, los vehículos colisionaron lateralmente, explicó Heinz Pfeuti, portavoz policial. El remolque se desprendió del tractor e hizo perder al carro de combate, de fabricación alemana, una de sus cadenas, con lo cual sus casi 60 toneladas de peso se precipitaron a la zanja que tenía al costado. Otro tanque tuvo que remolcarlo después. La colisión también ha remecido al gobierno suizo quien ha prometido tomar medidas al respecto. Por lo pronto, se sabe que el titular de Defensa ya encargó medio centenar de dichos tractores.






Vientres de silicona para fingir embarazo triunfan en China

Pekín, China.- Los vientres de silicona para fingir un embarazo, disponibles en muchas tiendas online de China, se han convertido en un gran negocio en el país asiático, donde muchas mujeres los utilizan para lograr que les cedan el asiento en los transportes públicos, entre otras ventajas. En las webs chinas se puede encontrar gran variedad de estas barrigas, con distintos tamaños equivalentes a diferentes meses de gestación, e incluso vientres de silicona para simular que se está encinta de gemelos, trillizos o cuatrillizos.
Este peculiar producto, disponible desde 300 a 700 yuanes (entre 40 y 90 euros), se vende muy bien, y hasta es promocionado en las páginas web e incluso en los medios masivos como "Una forma de conseguir esos privilegios de los que disfrutan las embarazadas".
"Ya no necesitará hacer cola y cada día en el autobús podrá tener asiento", se publicita, por ejemplo, en una de las páginas promocionales de estos implantes, inicialmente pensados para disfraces o como protectores de las embarazadas reales pero que han tenido más éxito con un uso distinto a los pensados originalmente.
Pese a este auge, la existencia de estas "tripas" falsas había pasado desapercibida en China hasta esta semana, cuando una mujer de Pekín, de apellido Zhang, ha aparecido en las noticias al ser descubierta "in fraganti" con uno de estos implantes en el metro de la capital china.
Zhang, que vive en las afueras de Pekín, adquirió este objeto para disfrutar de mayor comodidad en sus largos desplazamientos diarios en metro a su lugar de trabajo. Pero al parecer, la barriga se movía demasiado durante el trayecto y los pasajeros se dieron cuenta del truco, para ridículo de la falsa embarazada.
La mujer ha interpuesto una denuncia por publicidad engañosa, ya que el vientre de silicona no ofreció el beneficio que prometían los vendedores. Las autoridades chinas aún no saben qué decisión tomar respecto a esta embarazosa demanda.