subir  ▲


Campeona Nacional de Bowling

Laura Auerbach: bolo fijo en la Sele

“Esa experiencia de estar tranquila en la cancha cuando yo retomo el bowling después de 12 años de ausencia, donde antes yo misma me presionaba por los nervios y por lo tanto nunca llegué a ningún nivel “bonito,” vamos a decirlo así, en el bowling, ahora con él, luego de 12 años, destaco, con una cierta madurez y con esta tranquilidad, yo ya estoy logrando cosas en muy poco tiempo, cosas que nunca logré en 30 años”. Conozcamos, por ella misma, por qué nuestra deportista Laura Auerbach “se hacía bolas” antes de encontrar “su fórmula”. Y todo en una entrevista zimple.


z: Señora Auerbach, acerca del torneo que se vivió hace unos días, ¿Qué nos puede contar?
LA: Ufff, esa es una pregunta muy amplia. ¿Qué te puedo contar? Bueno, vinieron todos los mejores jugadores del país, desde Arequipa, creo que Ilo y bueno, hay más jugadores en Lima. Fueron  4 días de pruebas intensas, porque cada día se va cambiando el aceitado de la pista. El aceitado es lo que hace la competencia competitiva, porque cada jugador tiene que adecuarse a las condiciones que se encuentra ese día, y eso es lo que hace que la competencia sea difícil o no, porque cada jugador tiene su aceitado preferido, entonces uno tiene que aprender a jugar en  todo tipo de aceitado, y es bastante difícil, sobre todo si uno no está acostumbrado. Cuando  nosotros vamos a entrenar en el bowling de Jesús Maria nosotros tenemos el aceitado del bowling, la máquina del bowling, entonces  el aceitado de la federación es totalmente diferente, es como encontrarse en una cancha de tenis con agua o césped en vez de arcilla, entonces vas cambiando, eso es lo que lo hace más difícil.


z: Cómo así empieza su afición por los bolos?
LA: A los 11 años yo era una niña muy madura e independiente, y no me gustaba quedar con nadie porque después a lo mejor le fallaba.. quedabas en ir a jugar tenis y no venía la otra persona y no podias jugar, entonces el bowling era algo que yo podía hacer siempre sola, así no tuviera con quien jugar. Empecé en una academia de bolos en Inglaterra, para adolescentes, niños.  A los 12 años gano mi primer torneo que era de adultos. Y había que tener 14 años para entrar al bar, donde servían alcohol, para recoger el trofeo, y yo solo tenía 12 años, tuve que mentir y decir que tenía 14 para poder recibir mi trofeo.


z: Y díganos, usted es de Inglaterra,  ¿En qué momento llega al Perú? ¿Y cómo así llegó el tema de cruzar el océano y establecerse aquí en nuestro país?
LA: Bueno, siempre me gustaron lo idiomas y a los 21 años me voy a Madrid a vivir, seguía jugando bolos, hacía campeonato nacional, nunca destaqué. De ahí me fui a Roma a trabajar a las Naciones Unidas, y de Roma me fui a París. En París conocí a mi primer esposo que era diplomático peruano, entonces a los 3 años tuvimos que regresar al Perú, y bueno, siempre con la bola empecé a jugar bolos acá, pero en esa época se jugaba en la bajada Balta que era otra cosa de lo que es el bowling hoy en día, hoy en día ha evolucionado muchísimo, y ya es otro juego de lo que se jugaba en aquel entonces.


z: ¿Cómo califica el bowling actual en Perú?, usted dice que ha habido una evolución en el juego desde los años en el que usted llegó hasta los días actuales. ¿Cómo ve el nivel actual de la gente que practica bowling? Y díganos, ¿A nivel sudamericano cómo está el bowling peruano?

LA: Yo realmente desconozco, porque yo  radico acá desde hace 23 años, no he jugado en otros países en esos años. Sé que los japoneses, los asiáticos en general, están muy avanzados, al igual que los americanos, los escandinavos también, pero yo creo que el nivel acá en el Perú está mejorando, tenemos cada vez mejor infraestructura, mejor equipo técnico, personas con más información para poder orientar a uno, es algo que ha empezado  a mejorar y va a seguir mejorando. Ahora se ha abierto lo que se llama el Centro de Alto rendimiento, donde la federación está invitando primero a niños a formar parte de la academia y después los que formamos parte de la Selección nacional vamos a ir a entrenar ahí. Hay pistas nuevas, todo el aceitado como debe ser, personas con conocimientos suficientes, entonces ahí yo creo que va  a haber una gran mejoría en el Perú en lo que es el bowling.


z: Díganos, ¿Cuáles son las características que debe reunir una persona  para que destaque en este deporte?
LA: Bueno, yo creo que en todo deporte tiene que tener  constancia, perseverancia, porque en un deporte a alto nivel, uno no llega así nomás, uno puede llegar a jugar bien, pero si uno no tiene los conocimientos suficientes, que considero que yo todavía no los tengo, entonces uno puede llegar a un cierto techo, los conocimientos suficientes son: Conocer todos los tipos de aceitados, todo tipo de bola, cómo reacciona una bola en un aceitado, cómo uno tiene que jugar… es muy complejo, un deporte muy completo. ¿Cuáles son las virtudes? Buena coordinación lógicamente, bola-ojo. Realmente yo pienso que muchas personas podrían jugar bien, es la constancia. En todo deporte la constancia, la perseverancia y la humildad  para saber que el entrenador es el que sabe mejor que uno es lo que al final llega a hacer un deportista, yo pienso. En el bowling supongo que una cierta fuerza física, no tanto, pero de todas maneras como te dije, la bola pesa entre 10 y 14 libras para mujer normalmente  y  15 a 16 para un hombre, entonces una cierta fortaleza física, ¿no?  Y precisión, poder tomar puntos de referencia,  coordinación real.


z: Díganos, ¿Cómo así llega usted al Country Club de Villa?
LA: Ah, porque nosotros conocimos a los que son los padrinos de mi primer hijo, la familia Arrece Tomate, René Tomate y su esposo Humberto Arrece que vivían acá en Villa, entonces cuando ya teníamos nuestro primer hijo que era bebito vinimos acá a Villa  a vivir porque yo quería mandar a mis hijos al Cambridge, que al final no dio resultado y siempre nos habían hablado del Club, es más, nosotros nos habíamos asociado al Club uno años antes y después llegamos a radicar acá y éramos sociales del Club. Yo siempre he sido deportista, mi esposo es muy deportista y nos gusta estar afuera, nos gusta el ambiente de familia, entonces nos encantó desde el primer momento el Club Villa.


z: Usted practica mucho el tenis acá. ¿Cómo así? ¿El tenis lo descubrió acá en Villa o antes ya lo había practicado?
LA: No, yo antes había jugado tenis, pero nunca tuve mucho tiempo ya que yo trabajaba, entonces cuando nace Nathan mi primer hijo yo ya no podía jugar bolos porque sucedían cosas, me lesionaba a cada rato. Tuve que alejarme del bowling 12 años, entonces arranco jugando tenis, y es una anécdota simpática que siempre cuento, porque cuando yo empecé a jugar tenis era nula, realmente no ataba ni desataba, me ganaban todos. Yo empecé tomando clase con Miguel Maurtua, y un día le digo a Miguel casi llorando: “Miguel, no le gano a nadie”, y él me dijo: “Paciencia”. Entonces, ¿Qué sucede?. Me dijo “métete en cuanto torneo hay”, entonces ya que yo no tenía nada que perder me metí en los torneos y me mantenía bastante tranquila, sin emoción ¿Por qué? Porque no tenía aspiraciones, no pretendía ganar a nadie porque no era muy buena…


z: No tenía la presión de “tengo que ganar porque soy buena”…
LA: …exacto, porque yo sabía que me iban a ganar… ¿Qué sucedió?  Poco a poco iba mejorando siempre con la ayuda de Miguel Maurtua que yo le extraño muchísimo ahora, acá en el Club, que es un gran profesional  y realmente me enseñó todo lo que sé, entonces poco a poco fui mejorando en el tenis hasta ya alcanzar un cierto nivel, ya ganaba algunas copas, unos trofeos. Esa experiencia de estar tranquila en la cancha cuando yo retomo el bowling después de 12 años de ausencia, donde antes yo misma me presionaba por los nervios y por lo tanto nunca llegué a ningún nivel “bonito,” vamos a decirlo así, en el bowling, ahora con él, luego de 12 años, destaco, con una cierta madurez y con esta tranquilidad, yo ya estoy logrando cosas en muy poco tiempo, cosas que nunca logré en 30 años”.


z: Entonces usted considera que el tema mental tiene que ir a la par del tema físico…
LA: ¡Fundamenta! En el tenis por ejemplo, yo tengo 53 años y a veces me toca enfrentarme a niñas de 14, 13, 12, 10 años incluso y ellas tienen todas las de ganar desde un punto de vista técnico, dese un punto de vista físico, pero lo que a veces marca la diferencia es el aspecto mental, ya que nosotras las “tias” a veces somos más capaces de mantener la calma en la cancha, a veces por eso ganamos, no porque somos mejores jugadoras, sino porque logramos mantener más control a veces que las jovencitas.


z: En el momento del juego uno tiene que arriesgarse a lanzar un tipo de bola, y uno tiene que tener la seguridad y la tranquilidad de poder hacer esa jugada para poder hacer el punto…
LA: ¿Estamos hablando del bowling o del tenis?


z: Del tenis…
LA: El tenis… en el tenis y en todo deporte si uno está tranquila, uno se fija en su juego, entonces las cosas salen como siempre salen en el entrenamiento. ¿Por qué? Porque en el enteramiento uno está tranquila, entonces estando sea en la cancha de tenis, sea en la cancha de bolos, cuando uno mantiene la calma uno puede pensar claramente, ver lo que tiene que hacer y el cuerpo está relajado y logra hacer lo que una tiene que hacer.


z: Háblenos un poco del día… fueron 2 días… ¿Cuántos días fueron los campeonatos de bowling?
LA: Mira, primero tuvimos el último entrenamiento oficial, que creo que fue un martes, después el miércoles fue reconocimiento de la pista, donde uno por primera vez conoce el tipo de aceitado que va a encontrar en los días subsiguientes. Después, el día jueves arranca lo que es el evento individual, éramos 2 mujeres en cada pista, o sea 4 mujeres en 2 pistas que se van intercambiando, después el día siguiente es dobles, y ahí tienes dobles femenino y masculino, eso es todo. Después el tercer día es el equipo “alternas”, lo que se llama alternas y el último día es cuartas, entonces cada día se disputa una medalla diferente, pero terminando el cuarto día también se define quiénes son los campeones de todo el evento.


z: ¿Cuál es la diferencia que usted puede decirnos de jugar solo y en equipo?
LA: Cambia el ritmo, a mí me gusta un ritmo rápido, y yo juego como un tren, estoy acostumbrada siempre ya que yo viajaba mucho y siempre entrenaba sola, entonces cuando yo voy a jugar en una hora yo puede lanzar 5 o 6 líneas, en cambiado cuando uno entrena en equipo el ritmo baja, es mucho más pausado, es más tranquilo, pero luego, o sea hay otras cosas, porque cuando uno está en equipo, por lo menos en nuestro equipo que somos “Kin Pin” nosotros nos apoyamos, entonces si yo estoy entrenando con 1, 2, 3, 4 compañeros de equipo ellos pueden ver que estoy cometiendo errores que a lo mejor no me doy cuenta yo, entonces ahí cambia la cosa porque te pueden decir: “Mira, estás metiendo el brazo detrás de la espalda, corrígelo, estás dejando la bola en la línea del foul, tienes que lanzar más adelante…”, o sea ellos van viendo cosas, también te van diciendo: “Mira, el aceite está chorreando sobre el lado derecho, cambia tu punto de referencia” entonces te van ayudando, y además es bonito jugar en equipo.


z: Después de estos triunfos que ha obtenido hace poco, y creo que la idea que usted ya pertenece a la Selección del país, ¿Qué tal esa sensación de pertenecer a un seleccionado nacional de un deporte que tanto le gusta a usted?
LA: Mira, yo realmente estoy sin palabras, porque como te he dicho, más de 30 años he jugado y siempre sentía yo que podía llegar a ser campeona o llegar cierto nivel, pero por mi emotividad nunca llegué, además tengo 53 años, llegar a la Selección nacional a esta edad para mi es una gran satisfacción, algunas personas son más competitivas que otras, pero cada persona que hace un juego, sea tenis, voleyball, lo que sea, lo hace porque quiere ganar, y quiere destacar, entonces he tenido suerte esta vez en entrar a la selección porque no jugué muy bien, hay ciertas jugadoras que merecen estar allí en vez de mí, pero “así es el fútbol”. Me siento muy complacida, sé que voy a mejorar, sé que voy a poder rendir mucho más de lo que he rendido hasta ahora… y bueno, muy contenta.


z: ¿Qué viene más adelante ahora con el equipo? ¿Va a haber competencias internacionales, sudamericanas? ¿Qué le han dicho?
LA: Mira, hasta ahora no hemos podido reunirnos porque hubo una competencia sobre los talones del nacional, se fue el equipo nacional del año pasado, se fueron a jugar a Panamá. Según lo que tengo entendido yo, habrá los Bolivarianos y no sé qué otro equipo internacional, realmente a lo que estamos apuntado todos los deportistas del Perú son los Juegos Panamericanos del 2019, eso es lo que me impulsó a mí a retomar mi blowing después de 12 años, esa es mi meta, entonces vamos a estar entrenándonos duro, haciendo muchos cambios, entrenamiento físico, entrenamiento técnico, aprendiendo muchísimo, y todavía no nos hemos reunido para ver un plan de acción digamos, cuál va a ser el primer torneo… o sea que estoy a la espera todavía.


z: Digamos que de las muchas cosas que le ha dado el Perú ha sido una satisfacción en lo deportivo, o sea, si usted hace un balance de todo lo que ha vivido acá en nuestro país, ¿Qué nos puede contar?
LA: (Suspiro) Pucha, qué pregunta más complicada… yo pienso que ha sido un reto para mí, porque es una cultura completamente diferente de la mía, entonces he tenido que aprender y crecer, debido a las circunstancias de la vida que felizmente mi esposo trabaja y yo no tengo que trabajar tengo más tiempo para dedicarme a mi deporte, sí he podido realizar más en ese aspecto. Yo creo que he tenido que aprender mucho sobre la psicología humana, las diferencias que hay entre cada cultura y adaptarme, y sigo haciendo el esfuerzo, no es algo fácil para mí.


z: Extraña mucho su país?
LA: Extraño ciertas cosas, realmente yo creo que soy ciudadana del mundo porque he vivido en varios países, entonces extraño algo de cada país, mis amigas en particular, aunque tengo muy buenas amigas acá, extraño mis amigas, mi familia, los dulces (risas), sí, extraño cosas, no quisiera vivir allá ya, pero sí extraño muchas cosas.


z: Usted que ha estado viviendo por todos lados del mundo como nos comenta, y acá al peruano que le encanta mucho hablar de su comida, le encanta hablar de su cultura, siempre que viene una persona de afuera saca pecho por la comida peruana, y usted que ha estado en tantos lugares del mundo… usted considera que la comida peruana es muy buena?
LA: Yo no puedo comer como saben todas mis amigas, todos lo que me conocen, soy alérgica al ají y la pimienta, y por lo tanto mayormente no como comida peruana, sin embargo he trabajado en 2 libros de cocina de Tony Custer, “El arte de la cocina peruana” y conozco bastante bien la cocina, y reconozco que es una cocina muy rica, muy variada y merece la fama que tiene. De que a mí me gusta personalmente no es lo que más me gusta comer.


z: Qué le gusta comer mayormente? Cuál es su comida favorita?
LA: Italiana, japonesa, francesa, inglesa… no sabría. (Risas)


z: Bueno señora Laura, muchas gracias por la entrevista. De parte de todo el Country Club de Villa, la felicitamos por este logro, estamos muy orgullosos de que usted pertenezca al Country Club de Villa y que haya tenido ese logro en el Campeonato Nacional de Bowling. ¿Algunas palabras finales para todos los lectores que van a leer la revista?
LA: Que vayan a jugar bolos, yo los ayudo, les oriento, el bowling necesita más jugadores, sobre todo juveniles, es un campo abierto para el jugador juvenil, adolecente, es muy entretenido y bueno…


z: Quizás acá en Villa se pueda más adelante hacer una cancha de bowling, puede ser…
LA: ¡Ufff eso sería magnífico! (risas)… hay que ver (más risas)… yo podría ayudar.