Enigmático presente obsequiado por nuestro pasado

Caral

Textos y Fotos por Alfredo Arana



Pasa(n)do.

El comienzo de toldo.

Precio de ingreso…¿Caral? ¡Nada que ver… baratal nomás…!



Cartel del Templo del Anfiteatro.

Muy pocos intuyen que el Perú empieza a 200 kilómetros al norte de Lima. Pocos saben qué es Caral. Y muchos menos lo conocen. Con 5 mil años de existencia, Caral no es sólo la civilización más antigua de América, sino una de las más antiguas del mundo (contemporánea de otras civilizaciones tan remotas como las de China, Egipto, India y Mesopotamia). Ciudad sagrada, todo lo excavado en ella emana religiosidad: las pirámides, grandes monumentos de carácter religioso, con sus plazas, atrios y altares del fuego sagrado en donde se celebraban las diferentes festividades de un calendario ceremonial todavía indescifrado, son el omnipresente símbolo de su identidad ancestral.
Caminemos entre enigmáticas pirámides y plazas circulares. Caminemos rodeados de arena y lacerados por el viento. Caminemos bajo un sol que se descubre despiadado obligándonos a cubrir. Y recién ahí podremos sentir, en un futuro, miles de años pasados.

Templo del Anfiteatro del cartel anterior.

Templo-Altar circular.

Pasa(n)do.


¿Una Pirámide escalonada? ¡Qué tal rocaza…!

Pirámide Mayor (de edad).



Rampa de acceso a… una Pirámide.

Pirámide escalonada en cara(L) norte.

¿Reloj solar? Solo el tiempo lo dirá.



¡Caral marca Perú!

(Espiral de Caral marcado sobre piedra) ¿Caral marca Perú?

Pirámides bien plantadas.


Fin del camino. O comienzo.

Caral, nuestra civilización de bandera.

Caral claroscuro.